«Strike a pose»: el house y la cultura de los ballrooms

por Jun 20, 2019Historia de la música electrónica de baile

¿Quieres saber más sobre la cultura "ballroom", el "voguing" y su música? Hacemos un poco de historia y te presentamos esos clásicos del disco y del house que marcaron una época en sus fiestas.

Strike a pose: el house y la cultura de los ballrooms

La cultura de los ballrooms es un movimiento queer que surgía en el Nueva York underground  a principios del siglo XX y que más tarde se extendería a otras muchas más ciudades de dentro y fuera de los Estados Unidos.

En sus fiestas (balls) los asistentes compiten en diferentes categorías desfilando y bailando in drag (travestidos). Estas categorías responden habitualmente a clases sociales a las que los participantes no tienen acceso: mejor cuerpo femenino, militar, hombre de negocios, estrella del espectáculo…

A pesar de esta aparente «frivolidad», la cultura de los balls iba más allá de lo festivo.

Los participantes pertenecían a «casas» (houses) que emulaban una estructura familiar: una mujer transexual acogía a jóvenes repudiados por la sociedad y les proporcionaba cariño y apoyo, algo que para ellos, en esos años y por desgracia, era prácticamente imposible.

Así una casa se convertía en ese hogar al que muchos afroamericanos y latinos gay podían regresar cuando la sociedad les rechazaba por ser lo que eran.

Los balls se convertían así en un espacio seguro en donde expresarse y comenzar a pensar la sociedad de manera diferente.

Strike a pose: el house y la cultura de los ballrooms

La música en los ballrooms

En los años 70 las comunidades gay afroamericana y latina empiezan a organizar sus propios balls como respuesta a la hasta entonces falta de diversidad, lo que influirá en la música que se pinche y se baile.

La música disco y el post-disco

Con el cambio de década en los balls suenan clásicos de la música disco y post-disco que se pinchan en el legendario club Paradise Garage de Nueva York.

Temas como «Love hangover» (1976) y «The boss» (1979) de Diana Ross, «Let no man put asunder» y «Love thang» (1978) de First Choice, «Is it all over my face» (1980) de Loose Joints…

Clásicos del sello Salsoul como «Jingo» (1979) de Candido, «Ooh I love it (Love break)» (1983) de Salsoul Orchestra, «Moment of my life» (1982) de Inner Life…

O estos dos himnos en los ballrooms de esos años: «Got to be real» de Cheryl Lynn, uno de los temas disco más populares y conocidos de la historia, y «Love is the message», un clásico del Sonido Filadelfia a cargo de MFSB y remezclado por el gran Larry Levan (el DJ del Paradise Garage).

"Got to be real" Cheryl Lynn (1978)

Got to be real - Cheryl Lynn

"Love is the answer (A Larry Levan Mix)" MFSB (1983)

Love is the answer (A Larry Levan Mix) - MFSB

El house de los ballrooms

Los años 80 verán la eclosión definitiva del movimiento ballroom, y será a mediados de década cuando el recién llegado house empiece a copar sus platos, con temas como «Can you feel it» (1987) de Mr. Fingers, «Work it to the bone» (1987) de LNR, «Freedom» (1988) de The Children o estos dos clásicos de Frankie Knuckles y Fast Eddie.

"Baby wants to ride" Frankie Knuckles ft. Jamie Principle (1987)

Baby wants to ride - Frankie Knuckles ft. Jamie Principle
"Baby wants to ride" Frankie Knuckles ft. Jamie Principle (1987)

"Let's go (Don't "U" want some more)" Fast Eddie (1988)

Let's go (Don't

Con la llegada de los 90, un club del undeground neoyorquino tendrá una gran influencia en la música de los balls: el Sound Facctory, el lugar en donde dicen que Madonna vio el voguing por primera vez.

Junior Vasquez, su DJ de cabecera, tenía una fuerte relación con la entonces importante casa «The House of Xtravaganza», y su house «energético» y tribal será muy bien acogido por los participantes de los balls.

Varios de sus temas serán hits: «Work this pussy» (1989) o «Just like a queen» (1989) publicando como Ellis D, o «Get your hands off my man» y «X» (1994), éste último todo un homenaje a la cultura de los ballrooms y un clásico en ellos.

"X" Junior Vasquez (1994)

X - Junior Vasquez

En 1991 un tema se convertirá en inspirador de una nueva expresión del vogue, más femenino y extravagante: «The Ha Dance», producción de Masters at Work, el dúo formado por “Little” Louie Vega y Kenny “Dope” Gonzalez.

"The Ha Dance" Masters at Work (1991)

The Ha Dance - Masters at Work

«The Ha dance» sienta las bases de lo que será un ballroom moderno, que ya no vive apegado al disco sino a ritmos house más sincopados.

Así en los 90 cuatro temas se convierten en imprescindibles: «Percolator» (1992) de Cajmere, «The witch doktor» (1994) de Armand Van Helden, «Walk 4 me» (1996) de Tronco Traxx y «Fly life» (1997) de uno de nuestros favoritos de siempre, el dúo Basement Jaxx.

Tres tiros.

"Percolator" Cajmere (1992)

Percolator - Cajmere

"The witch doktor" Armand Van Helden (1994)

The witch doktor - Armand Van Helden

"Walk 4 me" Tronco Traxx (1996)

Walk 4 me - Tronco Traxx

"Fly life" Basement Jaxx (1997)

Fly life - Basement Jaxx

El voguing «New way»

A finales de los 90 el nuevo voguing demanda temas cada vez más «hiperactivos» que remarquen y acentúen la actitud. Y aunque el house sigue corriendo por sus venas, no es el que se baila en los clubs o en festivales.

«The Ha Dance» y temas ballroom más extremos como «Din daa daa» (George Kranz, 1983) y «Cunty» (Kevin Aviance, 1995) sirven de inspiración a nuevos productores como Vjuan Allure, DJ Angel X o MikeQ, los cuales van definiendo un nuevo sonido de ritmos entrecortados más duros, fríos y mecánicos.

"Percussonix" Vjuan Allure (1997)

Percussonix - Vjuan Allure

"Vogue train" Mike Q ft. Gregg Lanvin & Kevin JZ (2012)

Vogue train - Mike Q ft. Gregg Lanvin & Kevin JZ

Lejos queda la edad de oro de los ballroom y sus poses glamurosas.

Strike a pose: el house y la cultura de los ballrooms

La cultura ballroom, el voguing y el mainstream

En 1989 un avispado Malcolm McLaren contrata al «padrino» del voguing Willi Ninja y edita el single «Deep in Vogue», un hit en clubs que consigue ser número uno en listas dance americanas ese año.

«Deep in vogue» es la primera vez que se muestra el voguing  al público mainstream.

"Deep in vogue" Malcolm McLaren & The Bootzilla Orchestra (1989)

Deep in vogue - Malcolm McLaren & The Bootzilla Orchestra

Un año después, en 1990, Madonna, otra avispada, se junta con el legendario productor post-disco Shep Pettibone y publica como single «Vogue».

Para su videoclip contrata a grandes bailarines de la escena ballroom neoyorquina como Luis Xtravaganza, Jose Xtravaganza, Salim Gauloos y Kevin Stea. Y en su letra consigue resumir toda la esencia de un ball:

«No importa si eres negro o blanco, si eres hombre o mujer. El ritmo vibrante de la música te insuflará una nueva vida. Eres una superestrella. Sí, eso es lo que eres y lo sabes».

"Vogue" Madonna (1990)

Vogue - Madonna

Este particular homenaje de la cantante norteamericana al movimiento ballroom fue el single más vendido de 1990 y número uno en más de 30 países.

El momento más álgido del voguing.

En 1992 el actor y drag queen RuPaul se lanzaba al mundo de la música con el single «Supermodel (You better work)», un temazo house que se convierte en otro himno entre la comunidad gay que encuentra éxito entre el público mainstream.

"Supermodel (You better work)" RuPaul (1992)

Vogue - Madonna

O este temazo del 2001 a cargo de The Ones, un trío de artistas y estilistas de la escena undeground de Nueva York. «Flawless» es uno de esos temas irresistibles en una pista de baile.

"Flawless" The Ones (2001)

Flawless - The Ones

Strike a pose: el house y la cultura de los ballrooms

La cultura ballroom en la actualidad

Pasados los 90 la cultura ballroom y el voguing dejaron el mainstream rápidamente, aunque nunca se han ido del todo.

La escena underground continúa más viva que nunca y programas como el reality RuPaul’s Drag Race (que replica lo que es un ball tradicional) o la serie de Netflix POSE están ayudando a que este movimiento minoritario vuelva a estar en el candelero.

Artistas consagrados llevan algunos años incluyendo referencias al movimiento ballroom ya sea en sus vídeos o en sus letras.

Como Beyoncé en su vídeo para «Get me bodied»; Azealia Banks en su tema «Fierce» o su vídeo «1991»; FKA Twigs en «Glass & patron»; Calvin Harris y Sam Smith en el vídeo de «Promises».

Katy Perry utilizó en una de sus actuaciones en el late-nite Saturday Night Live miembros de la comunidad ballroom de Nueva York, incluida la que será estrella en POSE Indya Moore.

"Swish swish (Live on SNL)" Katy Perry (2017)

Swish swish (Live on SNL) - Katy Perry

O Hercules & Love Affair, de los más comprometido con el movimiento, en este fantástico vídeo para la fantástica «My offence», en la que exploran el uso de la palabra cunt entre la comunidad gay neoyorquina para transmitir adulación, empoderamiento y fuerza.

"My offence" Hercules & Love Affair (2017)

My offence - Hercules & Love Affair

Éste ha sido nuestro personal homenaje a una escena underground que ha sido habitualmente maltratada por el mainstream. Un homenaje a su música, sus bailes y como no, a su gente.

You better work!

Déjanos tu opinion sobre

"«Strike a pose»: el house y la cultura de los ballrooms"


House Music Player

Puntúa este artículo

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (12 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player Neón House Music Player


Disponible en Google Play

Contactanos

contacto email


icono seguir Spotify House Music Player
Suscríbete a la newsletter deHouse Music Player

Suscríbete a la newsletter de
House Music Player

No te pierdas las últimas novedades en música electrónica para bailar, así como un poquito de su historia.

¡Gracias por apuntarte!